7 ago. 2008

CULPAS

(¡Culpable! ¡Culpable! ¡A la hoguera!)

Existen una serie de situaciones en las que nos envolvemos sin querer, pasos en falso o frases que decimos justo en el momento menos indicado, pero que cuadran para más que envolvernos sentirnos enterramos hasta el cuello, culpables… no hay receta infalible para evitar esto último. Si es útil, saber a que nos enfrentamos y posibles salidas o atajos para superarlas. Para ello presentamos:

¡Oh! ¡Oh! Clasificación de las 07 culpas más comunes:

1. Culpa secreta, oculta, que nadie sabe, la shhhhhhhhhhhh dismulada: este tipo de culpa no daña a nadie directamente, solamente lo sabes vos. Cometiste un pequeño o gran descuido y algo salió mal, pero como nadie te vió, no confesas a menos que seas acorralado por la culpa. Atajo: yo no fui… ¿Qué me estás culpando tenes pruebas? Esta bien, me hecho la culpa ¡Si! ¡Fui yo!... en secreto golpearse el pecho diciendo Por mi culpa, por mi culpa… así hasta que decidamos hablar.
2. Culpa pública: de esta naturaleza son aquellas en las que actuaste sin pensarlo, es más lo habías meditado por una fracción de segundo y haces lo opuesto a lo que sentiste. Por tu culpa, alguien allegado a vos, sufre un contratiempo realmente detestable… y te dice: ¡Pero no es tu culpa!… (Con cara de pollito humedecido por esa lluvia finita, pero que te deja todo empapado). Atajo: yo te lo presenté nada más, no sabía que ese pibe dulce después se transformaría en un monstruo. Además ¿Te obligué a que te pusieras de novia?
2. bis. Culpa pública compartida: en un arrojo de valentía y aventura cometes algo, pero con cómplices. Ahora la duda es saber si se callaran la boca o si se quebrarán cuando los torturen en búsqueda de la verdad. Atajo: respirar hondo contar hasta diez, armar las valijas e irte a vivir a Mozambique. Recorda que una culpa de esta naturaleza también permite desplazar la culpabilidad al otro.
3. Culpa íntima: esta culpa es de aquellas que por natura no abarcan a muchos integrantes, pero se siente como si todo el mundo supiera. Nos sentímos perseguidos, observados, evaluados y analizados. Mientras, pensamos “¡Uy! Todos saben que me disfrace de enfermerita a noche” “Seguro alguien les vino con el chisme ese de que uso pijamas con ositos y corazones”. Atajo: son habladurías desacreditar a quien difundió esta verdad.
4. Culpa de situación: llegar en el momento menos indicado, justo justo para darte cuenta que no deberías haber llegado nunca. Por ejemplo el preciso momento en que una pareja pelea o cuando están retando a un amigo o que dos personas con compromiso estén actuando alocadamente. Atajo: tos fingida, desmayo o gritar ¡Qué pasa! ¡Qué pasa! ¡Me quedé ciegoooo! ¡Esto es un contramilagro!
5. Culpa verbal: esta ocurre cuando nuestras palabras salen sin control del aparato de sentido común ubicado ahí en algún lugar del cerebro. Por no cerrar la bocota decís cosas como: yo opino… a mi me parece o preguntas cosas semejantes a: ¿Cómo anda tu señora? (la respuesta será problemas de pareja seguro o me separé) ¿Y tu tío que estaba enfermo? (seguro está grave o falleció) ¿Estás más delgado? (la persona estará enferma o con pocos días) ¿Estás embarazada? (posiblemente este excedida de peso, algo más rechonchita). Atajo: decirte en la mente ¡Callate! Antes de hablar.
6. Culpa verbal pública: hay un gentío que te rodea, hablas con toda confianza, despotricando, quejándote y gesticulando a más no poder. De pronto el silencio universal se complota y emitís la peor de las frases, de un tercero, que fuera de contexto es tomada para diversas interpretaciones y como si fuera tuya… Atajo: explicar en una especie de conferencia de prensa a quien pertenecían las palabras que utilizaste.
7. Culpa Indirecta: te corres de donde estás y l que ocupa tu lugar es fulminado por un pelotazo en la cara, un rayo, un auto que lo atropella, lo asaltan, se accidenta, se le pierde documentación, le va mal, desaprueba. Seguramente más que alguien perseguido por la culpa,
seas yeta o traigas mala suerte. Atajo: ¡Aléjate!

* Salida para cualquier tipo de culpa o la expiación más simple sin necesidad de escaparte del país, cambiarte el nombre y teñirte de azul: ¡Confesa nena/e! a menos que escuches una muchedumbre gritando “¡Culpable! ¡Culpable! ¡A la hoguera!”.

24 comentarios:

Celes dijo...

jajajaja

Yo nunca tengo la culpa de nada!

En serio

=p

Y si me descubren, lo niego hasta el final... no da que me queme yo solita jajaja

encima de culpable mentirosa :P

Un beso!

aby dijo...

me declaro culpable de la culpa verbal... le he dicho a tantas chicas "¿estás embarazada?" y sólo era un exceso de peso que me avergüenza recordarlo!!!!

jajajaja... besitos Profe!!
aby.

El Profe dijo...

Celes: Jajajajaja ¡Somos dos! No sé si es razón para reirse... pero son defectos minímos, nos hacen más exóticos :D
¡Besos Celes!

Aby: a mi me ha pasado y me pasa seguido, la verdad que cuesta controlar el mal hábito de hablar así como automáticamente :D
¡Besos Aby!

ale dijo...

Permiso para ser mala gente por un ratito: no hay mejor culpa que la que genera uno mismo. Hacer sentir culpable a alguien, y si es encima por algo que NO cometió, es una de las mejores sensaciones del mundo!

Bueno, está bien, no es una de las mejores densaciones del mundo. Ni siquiera es correcto hacerlo. Pero una cada tanto... :)

Saludos!

Onirica dijo...

yo trabajaba en un cafe y me llama desde una mesa un abogado y me pregunta que gaseosas diet habian quedado y yo le digo "la ser te verde" y el tipo me dice "ha pero debe ser mas fea que la culpa" a lo que yo conteste "no sabria decirle, nunca senti culpa por nada"

:P

Mafaldita dijo...

A este blog venimos la misma clases de personajes, parece.:D
Me hiciste reir y los otros también.
Saludos

claudia dijo...

Ma si...yo me tiño de azul y me voy a Mozambique...

Baterflai dijo...

Juaaas!! Con la de la culpa verbal me hiciste acordar al "UbicaT" de Jamón del Mar.

Se escucha muy bajito pero lo podés encontrar acá.

El Humanista dijo...

no nos olvidemos del sindrome culpógeno... todo me da culpa, respiro y siento culpa, culpa culpa...

mi querido profe
la culpa es de las peores cosas que podemos guardar


abrazote

El Profe dijo...

Ale: si, a veces puede dar placer geberar culpa, pero depende de aquien. Pero es una sensación Cautivante ;)
Y coincido cada tanto, porque si esto se transforma en costtumbre puede ser una adicción :)
¡Saludos!

Onirica: Loada usted mi querida amiga que no ha sido tocada por la culpabilidad.
:P JAJAJAJA

Mafaldita: :D Ya sabes como dicen por ahí "Dios los cria y ellos se juntan" xD
¡Saludos!

Claudia: XD proba que tonalidad, creo que depende de la culpa el azul será más intenso. :D
¡Saludos!

Baterflai: :D JAJAJAJAJA ¿Eso es vrídico? Lo escuché medio bajo porque estos parlantes están medio destrozados.
¡Un abrazote amiga!

El Humanista: Oh ese síndrome... lo tenía hace largo tiempo... pero me curé.
Y coincido con vos mi querido Humanista
No hay que esconderla, ni olvidarla, ni mucho menos gradarla para nosotros.
Si enfrentamos la culpa se marcha :D
¡Abrazote!

rubiaa dijo...

jajaja! que no se sepa, shhhhh pero tengo mil culpas secretas!! jeje...pero no me arrepiento de nada!!! JAJAJAJA!

me diste ganas de cantaaarrr..

"Usteeeeed es la culpableee, de todas mis angustiaaass, y todos mis quebraaaantooosss......"

El Profe dijo...

Rubiaa: JAJAJAJA XD! Creo que todos tenemos, nuestros muertos en el ropero :) y no hay que arrepentirse llegamos hasta acá por todas nuestras decisiones: buenas y malas.:D

Che, cantas bien en los comentarios :D
¡Beso Graceeeee!

El Gaucho Santillán dijo...

Y la culpa "desconocida"??

Esa que no sabès porquè, pero te parece que "algo anda mal".

Y todo està bien, pero a vos te parece que no. Que te estàs olvidando de algo. Que le debès algo a alguien.

A mì me pasa.

Saludos

claudia dijo...

Profe, perdón por usar tu boliche para encuentro con terceros...me da culpa y me tiño del azul más intenso...para Karito la Cordobesa: claudialurbina@hotmail.com
(es que de tecnologías, no entiendo nada). Abrazos.

El Profe dijo...

Gaucho: ese esa es una culpa que se transforma en padecimiento... la he sufrido también, por las dudas yo pedía perdón :D
¡Saludos!

Claudia: Faltaba más, este lugar es como su casa ;)y más si es para la amiga Karito, además me permito robar tu correo también :D
¡Abrazotes!

claudia dijo...

Por supuesto que también era para vos y los ilustres visitantes del boliche virtual donde nos juntamos...abrazos

El Profe dijo...

Claudia: me tomé la libertad de enviarle por mail tu correo a Karito :D
¡Besos!

La Mangosta dijo...

Yo también soy de las que no siento culpa de nada. Y, encima, lo discut hasta el final... Así que también me considero una mentirosa en ciertas ocasiones.
Besos!

El Profe dijo...

Mangosta: ¡Qué feo! ¡Qué feo!... ;D podríamos hacer un taller de autoayuda para mentirosos culposos o culpables mentirosos :D yo incluído obvio... no es que esto me haga sentir orgullosos, pero aceptarse es un paso importante.
¡Beso!

Chap! dijo...

Yo tengo parte judía, así que lo de la culpa es como un entrenamiento diario.

El Profe dijo...

Chap: buen punto de vista, si uno lo se entrena diariamente termina por "autosuperarse".
¡Un abrazo amigo!

KALISTA dijo...

Uhh si quemaran a los culpables... yo hace rato ya estaria en el horno!!.. soy re culposa... hasta voy de compras entro a un negocio y asi no me guste nada, por el solo hecho de que me atendieran, me da culpa irme sin comprar alguna cosita....
Me gusto el blog eh? muyyy bueno... besos y buen comienzo de semana!!...

unServidor dijo...

Bendito seas, Profe, que me has dado los atajos.

Sólo espero que -al aplicarlos- saber que los saqué de acá para zafar no me genere... culpa.

El Profe dijo...

Kalista: ¡Bienvenida! me alegro que te haya gustado el blog.
La culpa post-probador es una culpa frecuente, no te aflijas están para atendernos :D y si no nos agrada nada, hay que decir ¡Gracias! Paso más tarde... ¿A qué hora cierran?
¡Beso!

Unservidor: XD este es un servicio a la comunidad, no debe sentir culpa... bloquee ese sentimiento, y use los atajos que algunos son infalibles. Si no funciona la culpa me la quedo yo.
¡Un abrazo!