5 ago. 2008

SHHHHHH ¡CALLATE!

COSAS QUE ES PREFERIBLE CALLAR II
O COMO EVITAR DISCUSIONES SIN EMITIR
PALABRA ALGUNA


Muchas veces nuestra opinión no es más que el disparador de una pesada arma que dispara verbos, sustantivos, adjetivos, adverbios, conjunciones y artículos envenenados, que producen malestar, desazón, nervios y sobre todo discusiones.
Por eso, y no es cuestión de eludir un enfrentamiento que a veces es muy redituable, sino de evitar esa disputa. Esa que siempre se repite por la misma razón o por una palabra en especial, lo mejor es hacer un silencioso paréntesis. El principal secreto es obstaculizar la salida de palabras y ocluir el aparato vocalizador mediante un elemento externo o un segundo, o por propia voluntad.

Por eso y a pedido de un reducido numero de lectores, presentamos: 07 formas para callarse la boca, no decir eso, no cuestionar, ni refrendar aquello por enésima vez y así evitar una discusión tan repetida como las figuritas de un paquete que te vinieron más de tres veces. Otra entrega del “Manual De Sentido Común”.
0. ¡Ahora no es un buen momento!: esto requiere cierta emisión de frases por lo que no debería incluirse en estas estrategias, a menos claro está, que lo podamos decir con señas, entonces SI es válido. transformando este en el punto 1…cambiando notoriamente este post a 08 estrategias y desordenando lo que técnicamente ya estaba organizado.
1. Cerrar la boca o callarse la boca: difícilmente puedas realizar este simple ejercicio si la discusión se sucede de dos a tres veces por día, pero vale la pena intentarlo. Hace de cuenta que no podes hablar o simplemente move la cabeza como diciendo “mhm mhmm mhmm mhmm mh” que sería un equivalente a: “¡No me vengas con ese tema de nuevo Fulano, ya lo discutimos tres veces y no pienso cambiar de opinión ahora!”.
2. ¡Hablale a la mano!: simple, se voltea la mirada y se le interpone nuestra palma en la cara con actitud, esto quiere decir hablale a la mano, los oídos están ocupados, me tenes la paciencia por el piso y no te escucho. Algunas personas se ofenden y se marchan, si esa no es tu idea… evita esta estrategia.
3. Morderse el labio: consiste en morderte el labio inferior con los dientes, regulando la fuerza. Mucha gente le da bronca lo que escucha de su interlocutor y se termina desmayando. No es recomendable si tenes yaguitas, o te molesta el labio.
4. Taparse la boca con ambas manos: con una o ambas manos nos tapamos la boca como diciendo: "No quiero decir nada, no voy a opinar, ya lo dije antes"... es complicada técnica porque se necesita mantener ambas manos con presión balanceada, porque si una se sale uno comienza a proferir palabras en forma descontrolada y groserías por kilos..
5. Tomar agua, liquido o algo cada vez que nos miran como diciendo "Dale decime que opinas": simple y sin peligros aparentes. Lo más parecido a una opinión puede ser “¡Glubblub glub gluuglub!” que puede ser de libre interpretación para el destinatario desde un “Si, estoy de acuerdo” a un “No, de ninguna manera ¡Zopenco!”. Si se realiza con cuidado es una táctica inofensiva, a menos que la infusión este caliente, nos quemaremos, se nos hincharán los labios y no podremos hablar.
6. El dolor inventado: una manera sana es fingir padecimientos que afecten las vías de comunicación, como la faringe, laringe, garganta, cuello, lengua, boca, dientes o incluso si te duele la caja tóraxica… siempre se debe usar la frase “Estoy adolorido/a hablemos depsués” en el caso de padecimientos vocales se puede dar énfasis haciendo voz de afónico, disfónico o la no voz, que es mover los labios sin emitir palabras. Intenten por ejemplo ¡No puedo hablar! Sin emitir sonido… ¡Muy bien!
7. Desviadores Extremos de la atención: poco ortodoxos son estas laberínticas técnicas y un tanto dolorosas: taparse los oídos con ambas manos mientras hacemos ¡LALALALALALA No te escucho!, pisarse el dedo gordo (del pie) enérgicamente, pellizcarse, pincharse el ojo, imaginar que lo que nos dicen está en otro idioma.Trae ciertos dolores de cabeza para uno sobre todo.
Además... ¿Quién quiere repetir una discusión un martes?

10 comentarios:

Apalabrada dijo...

Y como persona que no se calla opto por 0. No se puede hablar ahora y listo.Agarrás el celular y hacés el esto de después hablamos. Más vale que lo entienday me de tiempo a pensar qué cuernos le digo.

rubiaa dijo...

"Decime que opinás" jaja que peligro!

A mi me pasa que hablo de mas siempre, mi lengua va mas rápido que mi cerebro y asi me va. Me tengo que morder la lengua bien fuerte.
Ahora que soy una chica virtual, el equivalente en los chats para mi es "hora de cortarme los dedos", cuando digo esa frase me tengo que ir del chat porque sino, se arma!
jajajajaja!

beso, profesín

El Profe dijo...

APA: si a veces esto funciona, pero cuando son discusiones repetitivas es complicado. Igual se gana tiempo :D
¡Abrazotes!

Rubiaaaaaaaaaaa: yo también soy así, estoy prácticando pensar, analizar opciones y reacciones posibles del destinatario y luego finalmente escribir o hablar :D por eso a veces tardo al escribir :D
o sino "¡Se cae el sistema se cae el sitema!"
¡Besotes Blondina!

Rapote dijo...

Te faltó el nunca bien ponderado ataque de tos.

Salvador en muchos casos...

Hay que toser hasta que te empiecen a ofrecer agua, y la atención ya quedará desorientada del objeto principal del coloquio.

Luego del agua y de respirar muy profundamente diciendo "-...pensé que me moría..." metés dos o tres tosiditas mas para levantarte con "-...ya vengo, voy al baño..."

Y listo.

(Este truquito lo conozco bien porque lo utilizaba un compañero de oficina pero en realidad yo nunca lo pude poner en práctica. No me da la cara...)

Saludos,
;) Rapote

claudia dijo...

Ultimamente, por un deterioro que no llego a comprender todavía, estoy necesitando cada vez más los desviadores extremos de la atención...el "yo no escucho,/ soy de palo,/ tengo orejas/ de pescado" podrá no ser muyyy maduro, pero es terriblemente efectivo cuando lo grito a voz en cuello y tapandome las orejas con ambas manos, con los párpados bien apretados...resultados garantidos...

Mona Loca dijo...

Bah! yo, siempre dispuesta al extreme discuting!!!

Pero en aquellos escasísimos casos en que no...opto por la 0 porque me cuesta no hablar!! Es una tragedia que padezco.

También uso el latiguillo "por favor te pido que no me hinches las parótidas"!
Porque ante todo, soy una chica educada.


Profe! Se lo extraña por el gabbly. Anda yendo?
Yo masomenos, ando como con mucho laburo...
Besotes!!!

La Mangosta dijo...

"¿Quién quiere repetir una discusión un martes?" Es cierto!
Mi lengua y mi voz siempre van más rápido que mi cerebro, ergo, así me tengo que aguantar discusiones de todo tipo... Pero bueno, tampoco creo que sea tan grave, ya que tan mal no me fue (creo).
Besos!

El Profe dijo...

Rapote: tenes razón, me falto "la tos" cuantas discusiones se salvan gracias a esta técnica ;) y "la falsa llamada del telefono" también.
A mi tampoco me da la cara ;)
¡Un abrazo!

Claudia: si vos decis que son resultados garantidos te creo :D hiciste un par de aportes interesantes :D
¡Abrazotes y paciencia!

Mona: sabía que eras una mujer de armas tomar dicscuto veni... veni
Divino el latiguillo de uso.
Si he pasado por el Gabbly de a ratos, pero también estoy con mucho trabajo para mi gusto.
¡Besotes!

Mangosta: es un mal de muchos por aquí :D mi cerebro, mi lengua y ciertas articulaciones también me han traído más de un disgusto :D Pero es parte del juego je je.
¡Besotes!

HUGO dijo...

El tema es cuando me voy a putear a mi mismo, ¿ Que hago?.

El Profe dijo...

Hugo: si, sé a lo que te referís discutir conuno mismo por lo mismo de siempre es complicado, y mentirse no sirve mucho :D
¡Saludos!